Reseñas nada sesudas de los libros que caen en mis manos

Cuchitril Literario

diciembre 22, 2011

XVII Premio UPC

Filed under: Ci-Fi — Palimp @ 10:51 am
          0 votos

Ediciones B, 2008. 378 páginas.
XVII Premio UPC

He reseñado por aquí muchos premios UPC, pero prácticamente ninguno de los nuevos. Este ejemplar, además, me lo regalaron por ayudar a Juan Soler, que daba una charla dentro de una asignatura de la UPC. Incluye las siguientes novelas cortas:

Belcebú en llamas, Carlos Gardini
En defensa del elíseo, Brandon Sanderson
TRICORDIO (Tres cuerdas y una única melodía), Joan-Baptista Fonollosa
Recuerdos de otra vida, Jordi Guardia

Que si bien no están mal, tampoco me parecieron excesivamente brillantes. Una edición pasable pero no para el recuerdo. Sí que es destacable la charla de Jasper Fforde, aunque sólo sea por el éxito que sus novelas están teniendo.

Reseñas mejores con detalles de la trama en la bitácora amiga EnClavePublica: Reseña y opinión : XVII Premio UPC 2007 (VV.AA) : 664 y aquí: XVII premio UPC

Calificación: Normalillo.

Un día, un libro (113/365)

Extracto:
Pero lo extraño es que, en la mayoría de los casos, no sabemos cómo lo hacemos ni siquiera si lo hacemos. El gran escritor americano de relatos breves Ambrose Bierce dijo una vez: «Cualquiera puede contar algún tipo de historia, la narración es uno de los poderes elementales de la especie.» Tenía razón. La narrativa se infiltra en nosotros desde nuestros primeros días e infunde, como el lenguaje, una manera de ver el mundo, de ordenar los acontecimientos para darles sentido, y una comprensión innata de la gramática de la narrativa. De hecho, sería imposible imaginar un mundo sin historias. Incluso los escenarios que visualizas mentalmente cuando tienes un proyecto lo son: los posibles resultados de posibles acciones no consisten, ni más ni menos, en tejer una serie de eventos probables; cualquier decisión importante a la que hayas dado profunda consideración ha sido tomada después de haber imaginado diversos resultados. Son relatos breves, por así decirlo, proyecciones de lo que podría ser.
Pero las historias que más nos interesan aquí son las que utilizamos para entretener, y esas historias son como la vida. Parece que surgen espontáneamente de la nada, evolucionan, se extienden como un virus, se quedan latentes y años después vuelven a la vida. Como en la realidad, sólo quieren ser, aunque no demasiado. Se contentan con vivir en confortable simbiosis con sus amos. Dependen de nosotros para que les demos poder y relevancia, mientras que nosotros dependemos de ellas para que nos entretengan y nos ilustren. Las historias son universales. No existe ni una sola cultura en la Tierra que no tenga una compleja tradición narrativa y, por lo general, todas son del mismo tipo. Chico conoce a chica, chico no puede conquistar a chica porque algo se lo impide —normalmente, un padre— y la historia adquiere complejidad de ahí en adelante.
La mayoría de escritores estará de acuerdo en que, por lo general, no sabemos muy bien qué hace que una historia sea buena, o un personaje excéntrico, o una situación intrigante, o por qué algo resulta divertido; o qué es particularmente triste, o conmovedor. Por lo general, las cosas «quedan bien». Es un escritor muy controlado aquel que es totalmente consciente de que la intuición desempeña el papel principal. En mi caso, era un papel mucho más principal del que había imaginado al principio.