Reseñas nada sesudas de los libros que caen en mis manos

Cuchitril Literario

diciembre 22, 2011

XVII Premio UPC

Filed under: Ci-Fi — Palimp @ 10:51 am
          0 votos

Ediciones B, 2008. 378 páginas.
XVII Premio UPC

He reseñado por aquí muchos premios UPC, pero prácticamente ninguno de los nuevos. Este ejemplar, además, me lo regalaron por ayudar a Juan Soler, que daba una charla dentro de una asignatura de la UPC. Incluye las siguientes novelas cortas:

Belcebú en llamas, Carlos Gardini
En defensa del elíseo, Brandon Sanderson
TRICORDIO (Tres cuerdas y una única melodía), Joan-Baptista Fonollosa
Recuerdos de otra vida, Jordi Guardia

Que si bien no están mal, tampoco me parecieron excesivamente brillantes. Una edición pasable pero no para el recuerdo. Sí que es destacable la charla de Jasper Fforde, aunque sólo sea por el éxito que sus novelas están teniendo.

Reseñas mejores con detalles de la trama en la bitácora amiga EnClavePublica: Reseña y opinión : XVII Premio UPC 2007 (VV.AA) : 664 y aquí: XVII premio UPC

Calificación: Normalillo.

Un día, un libro (113/365)

Extracto:
Pero lo extraño es que, en la mayoría de los casos, no sabemos cómo lo hacemos ni siquiera si lo hacemos. El gran escritor americano de relatos breves Ambrose Bierce dijo una vez: «Cualquiera puede contar algún tipo de historia, la narración es uno de los poderes elementales de la especie.» Tenía razón. La narrativa se infiltra en nosotros desde nuestros primeros días e infunde, como el lenguaje, una manera de ver el mundo, de ordenar los acontecimientos para darles sentido, y una comprensión innata de la gramática de la narrativa. De hecho, sería imposible imaginar un mundo sin historias. Incluso los escenarios que visualizas mentalmente cuando tienes un proyecto lo son: los posibles resultados de posibles acciones no consisten, ni más ni menos, en tejer una serie de eventos probables; cualquier decisión importante a la que hayas dado profunda consideración ha sido tomada después de haber imaginado diversos resultados. Son relatos breves, por así decirlo, proyecciones de lo que podría ser.
Pero las historias que más nos interesan aquí son las que utilizamos para entretener, y esas historias son como la vida. Parece que surgen espontáneamente de la nada, evolucionan, se extienden como un virus, se quedan latentes y años después vuelven a la vida. Como en la realidad, sólo quieren ser, aunque no demasiado. Se contentan con vivir en confortable simbiosis con sus amos. Dependen de nosotros para que les demos poder y relevancia, mientras que nosotros dependemos de ellas para que nos entretengan y nos ilustren. Las historias son universales. No existe ni una sola cultura en la Tierra que no tenga una compleja tradición narrativa y, por lo general, todas son del mismo tipo. Chico conoce a chica, chico no puede conquistar a chica porque algo se lo impide —normalmente, un padre— y la historia adquiere complejidad de ahí en adelante.
La mayoría de escritores estará de acuerdo en que, por lo general, no sabemos muy bien qué hace que una historia sea buena, o un personaje excéntrico, o una situación intrigante, o por qué algo resulta divertido; o qué es particularmente triste, o conmovedor. Por lo general, las cosas «quedan bien». Es un escritor muy controlado aquel que es totalmente consciente de que la intuición desempeña el papel principal. En mi caso, era un papel mucho más principal del que había imaginado al principio.

septiembre 1, 2008

Varios. Premio UPC 2003.

Filed under: Ci-Fi — Palimp @ 3:21 pm
          0 votos

Ediciones B, 2004. 462 páginas.

Premios UPC 2003
Muestrario Ciberpunk

Ya sé que a pesar de lo que dice Miquel Barceló los premios UPC no son lo más de lo más. Pero viendo el material que está ganando Hugos y Nebula casi son preferibles. En la selección de estos premios hay de todo, como en botica.

Jordi Font Agustí. Traficantes de Leyendas.

Una compañía ha conseguido introducir falsos recuerdos en la mente humana, a lo desafío total y lo utilizan para introducir falsas leyendas acerca del origen de personas de origen humilde que han llegado lejos y que quieren un pasado acorde a su situación. A pesar de ser el ganador es la peor novela de todo el volumen. Escaso interés y no muy bien escrita.

Yoss. Polvo rojo

La humanidad apenas pinta nada en el orden estelar. Comercian algo a través de una estación creada por los extraterrestres. Pero ha escapado un delincuente con unos extraños poderes PSI y un no menos estrambótico robot tendrá que conseguir detenerlo. Entretenida; la mezcla novela negra + ciencia ficción suele funcionar muy bien.

Vladimir Hernández. Sueños de interfaz

En un ambiente ciberpunk de primera categoría el protagonista, un antiguo soldado, salva a unas extrañas muchachas cuyos implantes cerebrales parecen ser el resultado de experimentos de vanguardia. Para salvarlas y sacar un beneficio intentarán vender la tecnología. Muy bien escrita; tecnología creíble, decorados minuciosos. El único defecto es que la trama argumental es algo simple, pero el resto aguanta muy bien la historia.

José Antonio Bermúdez Santos. Factoría cinco

Estamos en un futuro post-apocalíptico. La humanidad sobrevive en el subsuelo; por el exterior sólo se atreven a circular los tanquistas; hobres y mujeres duras que se atreven a plantar cara a los peligros de la superficie. Hay una misión peligrosa que sólo puede llevar a cabo El Tanquista, pero la misión esconde más de lo que parece. No está mal, aunque no mata.

Daniel Mares. Carne.

Rosencratz y Guildenstern son los dos astronautas a cargo de la estación espacial de Jupíter, aunque llevan años peleados por un motivo absurdo. Tendrán que dejar de lado su enemistad cuando llega una nave que dice proceder de Saturno y que no trae buenas noticias. Tenía ganas de volver a leer algo de Daniel Mares, y no me ha defraudado. Una historia que quizá hubiera necesitado de un poco más de espacio y algún pulido, pero que es la mejor del libro.

No es la primera vez que me gustan más los finalistas que el ganador, pero en esta ocasión la que más me ha gustado no entraba ni entre las tres primeras. Se nota que mi gusto no sintoniza con los del jurado.

A destacar la introducción de Orson Scott Card sobre el tema de la literatura accesible, con el que tampoco estaba de acuerdo y que me ha parecido bastante malo.

Escuchando: La Noche Es. Tahúres Zurdos.


Extracto:[-]

En Júpiter viven dos hombres.

Cuarenta y tres años llevan aquí, tiempo suficiente para odiarse. La convivencia ha discurrido por el peor de los caminos, al extremo de desencadenar una confrontación sin cuartel. La guerra civil en Júpiter va a cumplir ya su vigésimo cuarto aniversario. No ha habido bajas, por fortuna; el primer caído en tropas tan reducidas supondría el fin de la contienda, al tiempo que la mengua de la población joviana a la mitad. Hubo una batalla, la primera, pero fue tan cruenta y despiadada que los adversarios, ambos lisiados, decidieron mantener las hostilidades de un modo menos directo; así la guerra fría comenzó en el planeta rey.
Hoy tendrán visita. Después de cuarenta y tres años.

Rosencrantz es el bando perdedor. Como no es un conflicto sangriento, sólo se puede juzgar el curso de las operaciones por los lugares donde los guerreros se ven forzados a restringir sus pasos, por no toparse con el rival. Guildenstern conserva el habitat, el puente, los laboratorios; las zonas niás confortables de Elsinore, mientras que a Rosencrantz le restan las secciones de mantenimiento y los almacenes; debilidad de carácter seguramente. Rosencrantz se niega a reconocer la derrota, y se ufana de su existencia espartana, orgullos que ocultan la rabia por no ser capaz de enfrentarse abiertamente a su adversario. Tanta distancia procura abrir entre ambos, tanta soledad busca, que si pudiera poner al gigante gaseoso entre ellos, lo haría. No siendo capaz de tal proeza se limita a cruzar el largo cable de cincuenta kilómetros hasta Iliria, apenas un esqueleto en construcción. El estallido de las hostilidades terminó con las obras de Iliria. Rosencrantz controla el acceso al cable, y en un risible brote de rabia, amenazó a Guildenstern con matarle si aparecía por ahí. Quedó él solo a cargo de la construcción, que no prosiguió, en fútil protesta por las ofensas recibidas. Con el tiempo, aburrido de tanta guerra, pasa las horas rumiando su odio maquinando fastidiosos planes, cortando la iluminación en esta zona o el soporte vital de aquella otra; guerra sucia.

Cuando llega la llamada, Rosencrantz está sentado frente a un monitor, el único acceso a Porcia que tiene en su sección, contemplandc el casus beli que les llevó a la situación actual: una imagen profanada por ruido blanco, tanto que en ella sólo se vislumbra una silueta femenina, apoyada con languidez en una barandilla, junto a un lago o estanque.

¦ Deseas que complete la imagen?

—No. ¿Podemos acaso devolver el brillo a la flor agostada por el invierno sólo con la promesa de otra primavera? ¿La juventud a la ancianidad maquillando su rostro ajado? ¿Enjugar las lágrimas de la madre por el hijo perdido con fa esperanza de la concepción de otro? No, Porcia. Tales dones están reservados a la divinidad, y los fatuos intentos del artista tratando de remedar la obra del creador sólo sirven para mostrarnos los límites de nuestra condición. ¿Cómo va la cometa?

¦ Tiempo de vuelo: 20′ 34″
¦ Hidrogeno recogido 45%
¦ Otros gases 15% —

Temperatura ?

¦ 143K

—Imaginas lo hermoso que debe ser volar como ella, arriba, entre nubes tan tenues que sólo sus alas de libélula pueden sustentarla. ¿Por qué las más bellas tareas son siempre llevadas a cabo por criaturas sin conciencia ni entendimiento para apreciarlas? Así los pinceles no paladean el color en el que se bañan, ni la aguja de la costurera diferencia si teje burdo lino o hilo de oro para un príncipe. Tráela a casa, Porcia, dejemos que concluya trabajo tan poco disfrutado. Ya tenemos suficiente y hoy hace frío.

diciembre 9, 2005

[*] Varios Autores. Premio UPC 1995.

Filed under: Ci-Fi — Palimp @ 9:45 pm
* * * * * 1 votos

César Mallorquí. El coleccionista de sellos.
Javier Negrete. Lux Aeterna.
Xavier Pacheco y José Antonio Bonilla. Segadores de Vida.
Ediciones B, 1996. 379 páginas.

Todo un ganador

No se cuanto durará, pero como siempre, más información en Cyberdark. Puede que alguien se pregunte por qué aparece el volumen de 1995 el último. Hay dos razones. La primera es que nada más lo tuve en mis manos, lo presté y ha sido, en estricto orden cronológico el último que he leído. La segunda la comentaré después de los habituales resúmenes:

Primer premio:

César Mallorquí. El coleccionista de sellos.

Cuando está a punto de acabar la guerra civil española, un detective de la policía investiga una serie de asesinatos cuyas víctimas tienen un elemento común: todas son coleccionistas de sellos. La ayuda de una atractiva y misteriosa mujer le ayudará a solucionar el caso y a descubrir que tras los asesinatos se esconde algo fundamental para la historia.

Mención:

Javier Negrete. Lux Aeterna.

La humanidad vive feliz gracias al gobierno de los Pantócratas, unos seres con poderes practicamente divinos, pero con apetencias sospechosamente humanas. El escultor Virgan verá como el pantócrata de su sistema solar secuestra a su amada, y deberá rescatarla como un Orfeo moderno.

Miembro UPC:

Xavier Pacheco y José Antonio Bonilla. Segadores de Vida.

Hay enfermedades que se han erradicado totalmente, como la viruela. Pero ¿es así realmente? Una mutación de estos virus podría provocar una plaga más devastadora que la peste.

Siempre me ha gustado dejar lo bueno para el final. Esta es la segunda razón para reseñar este libro el último. La novela corta ‘El coleccionista de sellos’ es de lo mejor de la ciencia ficción. Una increíble combinación de ucronía y paradojas temporales. Unos misteriosos sellos irán cambiando el transcurso de los acontecimientos y veremos como la situación histórica transforma a los personajes protagonistas. Magníficamente estructurada y muy bien escrita. De quitarse el sombrero.

Ante tal lujo, la obra de Negrete pasa desapercibida. Una obra correcta que no es lo mejor de su autor y que se deja leer. Sobre la ganadora de los miembros de la UPC mejor que no diga nada, porque lo único bueno que se me ocurre decir es que no estamos obligados a leerla.

Pero no importa. ‘El coleccionista de sellos’ consigue, por sí mismo, que este sea el mejor volumen de los premios UPC que he leído. Totalmente recomendable.

(Un día, un libro 243/365)
Escuchando: Con hambre. Ojos de Brujo

diciembre 7, 2005

[*] Varios Autores. Premio UPC 1999.

Filed under: Ci-Fi — Palimp @ 4:50 pm
          0 votos

Alejandro Mier. Homunculus.
Luis Noriega. Iménez.
Fermín Sánchez Carracedo. El día en que morí.
Daniel Mares. IA.
Ediciones B, 2000. 460 páginas.

Sabor Latino

Para no perder la costumbre, el link informativo en Cyberdark. Último volumen de la serie, que no de la colección. Ya comenté en su tiempo el de la edición 2000, también exclusivamente de autores latinoamericanos como éste, y ambos con un nivel de calidad excelente. Veamos el resumen:

Primer premio (ex-aequo):

Alejandro Mier. Homunculus.

Mientras un misterioso naúfrago despierta a orillas de un mar y cerca de un faro habitado por un anciano farero y su hija, el matemático y corredor de fondo Jorski deberá encontrar la solución a un problema matemático mediante un método totalmente innovador: el método oblicuo.

Luis Noriega. Iménez.

A cambio de morir voluntariamente a los 45 años, a los habitantes de Ciudad Andina se les proporciona una vida de lujo, alejados de las enfermedades y la superpoblación del resto de la población. Asistiremos a la vida de Iménez, encargado de ejecutar a quienes han elegido tan terrible opción.

Mención:

Daniel Mares. IA.

¿Le gusta jugar al SymCity? En el futuro se gestionan los recursos del planeta a través de simulaciones informatizadas de la sociedad, albergadas en poderosas Inteligencias Artificiales. Los jugadores escogen un modelo económico, y el que triunfe será el utilizado a nivel mundial. Un policía tecnológico, retirado por haber disparado sobre un jugador, descubrirá que las cosas son más complicadas de lo que parecen.

Miembro UPC:

Fermín Sánchez Carracedo. El día en que morí.

El pobre protagonista de esta historia se ve zarandeado por fuerzas que ni conoce ni comprende; sin embargo, parece que debería conocerlo. Si quiere escapar de los cazadores que le acechan deberá averiguar la verdad a toda costa.

De los dos ganadores me quedo con Iménez. Muy bien escrita y con garra. Homunculus me parece que cojea de un pie. No está mal pero no me parece redonda. IA es la segunda novela de Daniel Mares, y aunque tampoco me parezca redonda, creo que es un escritor que promete. El recurso de los múltples finales me ha encantado; es un autor al que le gusta romper los esquemas narrativos convencionales. El premio al miembro de la UPC tiene un nivel que no desentona con el resto del libro.

Resumiendo, si bien es verdad que dentro de los premios UPC hay novelas que no están a la altura, la calidad media de las mismas es bastante alta (y más teniendo en cuenta la escasa dotación económica -para un escritor profesional, se entiende). He descubierto obras notables, y además sirve de aliciente para el mercado hispanoamericano, que tan pocas ocasiones de publicar tiene. Unos premios que, independientemente de los augurios omnipresentes de Aldiss, son un referente dentro de la ciencia ficción. Completen la colección ahora que están de oferta.

(Un día, un libro 241/365)
Escuchando: She is into something. Robert Cray

diciembre 5, 2005

[*] Varios Autores. Premio UPC 1998.

Filed under: Ci-Fi — Palimp @ 4:54 pm
          0 votos

Robert J. Sawyer. Universo monolítico.
Rodolfo Martínez. Este relámpago, esta locura.
Gabriel Trujillo. GRACO.
Pedro A. García Bilbao y Javier Sánchez-Reyes. Fuego sobre San Juan.
Ediciones B, 1999. 421 páginas.

En la cresta de la ola

Información general en la excelente página Cyberdark, como siempre. Segundo volumen en gran formato y otra vez un alto nivel de calidad que hace que, por fin, se vaya cumpliendo la profecía de Aldiss y el premio UPC se vaya consolidando. Cuatro interesantes novelas que pueden resumirse así:

Primer premio:
Universo monolítico
Robert J. Sawyer

El experimento para buscar el bosón de Higgs provoca en toda la humanidad una visión de un fragmento del futuro. Las consecuencias, terribles y fascinantes, provocan que se intente una repetición y un estudio exhaustivo del fenómeno.

Mención ex-aequo:

Este relámpago, esta locura
Rodolfo Martínez

En un universo dominado por un gobierno religioso, un alto cargo eclesiástico rememora el momento en que le encargaron educar y vigilar a un joven muy peculiar. Un joven predestinado a cumplir grandes propósitos pero del que, sin embargo, no obtendrán lo esperado.

GRACO
Gabriel Trujillo

Graco, siglas de Genetic Research for Animal Conscience and Operativity es un experimento del gobierno destinado a producir el soldado perfecto, un pájaro tan inteligente como un ser humano pero mucho más mortal. Las cosas se complican cuando una bandada de Gracos consiguen escapar del complejo militar.

Premio UPC:

Fuego sobre San Juan
Pedro A. García Bilbao y Javier Sánchez-Reyes

¿Hubiera podido España ganar la guerra de Cuba? ¿Y mantener Filipinas? Que no haya sucedido en este universo no quiere decir que en otros la realidad no haya sido muy diferente, y, con un poquito de ayuda….

Repito coincidencia con el jurado, y me reconicilio un poco con Sawyer, que escribe una novela al estilo ‘Cronopaisaje’, por una vez interesante y bien escrita. El autor amplió esta novela en “Recuerdos del futuro”. Las finalistas, quizá sin llegar a ser obras maestras, se leen con placer. El premio de la UPC excelente, más de historia alternativa que de ciencia ficción, pero muy bien escrita e interesante. Un volumen más que aceptable.

(Un día, un libro 239/365)
Escuchando: Vera. Novalina.

Página siguiente »